Programa 8. Volver, otra vez

Estándar

.

.

Olas gigantes, que os rompéis bramando,

en las playas desiertas y remotas:

envuelto entre las sábanas de espumas,

¡llevadme con vosotras!

.

Ráfagas de huracán, que arrebatáis

del alto bosque las marchitas hojas:

arrastrado en el ciego torbellino,

¡llevadme con vosotras!

.

Nubes de tempestad, que rompe el rayo,

y en fuego ornáis las desprendidas orlas :

arrebatado entre la niebla oscura,

¡llevadme con vosotras!

.

Llevadme, por piedad, a donde el vértigo

con la razón me arranque la memoria…

¡Por piedad!… ¡Tengo miedo de quedarme

con mi dolor a solas!

.

Olas gigantes, que os rompéis bramando de Gustavo Adolfo Bécquer

.

Vivre la vie, de Godart

.

.

Los ritmos sincopados de la música, vuelven una y otra vez. Y ligar es, a veces,  insistir, una y otra vez (al menos ellas; si un hombre insiste es un animal peligroso).

.

“Alfonsina al mar” de Débora Gimmarini 

.

Levantarse cada día, el sol arriba, y la noche cae, cada día. El año se repite en cuatro partes, el invierno se va y vuelve, la primavera se va y vuelve, el verano se va y vuelve, y el otoño está aquí, ahora, de nuevo:

.

 .

INTERVENCIÓN BETINA Durruty

.

.

Nietzche. El eterno retorno

.

.

Milan Kundera. La insoportable levedad del ser (fragmento)

.

Si cada uno de los instantes de nuestra vida se va a repetir infinitas veces, estamos clavados a la eternidad como Jesucristo a la cruz. La imagen es terrible. En el mundo del eterno retorno descansa sobre cada gesto el peso de una insoportable responsabilidad. Ese es el motivo por el cual Nietzsche llamó a la idea del eterno retorno la carga más pesada. Pero si el eterno retorno es la carga más pesada, entonces nuestras vidas pueden aparecer, sobre ese telón de fondo, en toda su maravillosa levedad.

.

Vemos desde el minuto 2’30” el diálogo “sólo se vive una vez”:

.

.

INTERVENCIÓN CÉSAR Ribba

.

.

Robert Heinlein. Tiempo para amar (fragmento)

.

– Bien, pues… Cuando llegué me dijo usted que eso de madrugar es un vicio. ¿Lo decía en serio?

-Es posible. El abuelo Johnson aseguraba que lo era. Solía contar la historia de un hombre que debía ser fusilado al amanecer, pero no oyó el despertador y llegó tarde. Le conmutaron la sentencia y vivió cincuenta o sesenta años más. El abuelo decía que aquel caso probaba su teoría.

-¿Y usted cree que esa historia es cierta?

-Tan cierta como cualquiera de las que contaba Scherezade. Yo interpreto así la moraleja: “Duerme cuanto puedas, porque acaso tengas que pasar mucho tiempo en vela”. Madrugar puede no ser un vicio, Ira, pero desde luego no es una virtud. Todo lo que demuestra el cuento del pajarito madrugador es que el gusano debió quedarse un rato más en la cama. No trago a la gente que presume de madrugadora.

-No pretendía hacer tal cosa, abuelo. Me levanto temprano como consecuencia de un hábito largamente cultivado: el hábito de trabajar. Yo no digo que sea una virtud.

-¿Qué: trabajar o madrugar? Ni lo uno ni lo otro es una virtud. No se produce más por levantarse antes: es como cortar un cabo de una cuerda y atarlo al otro queriendo hacerla más larga. En realidad, uno trabaja menos si se empeña en levantarse bostezando y todavía cansado. No se está ágil y se cometen errores que obligan a repetir la tarea, y este trajín resulta improductivo y engorroso, además de molesto para quienes dormirían hasta más tarde si el vecino no anduviera trasteando y haciendo ruido a horas intempestivas. El progreso no lo traen los madrugadores, Ira, sino los perezosos que buscan la forma más cómoda de hacer las cosas.

.

Vídeo de la intervención de Marga y Xisco Fuster

.

Un idiota perdido…

.

.

Vemos la representación simbólica de un idiota perdido en acción. En la repetición se encuentra la vida misma, y su polo absurdo.

.

INTERVENCIÓN FERNANDO García

.

.

Otra interpretación de la especie…

.

.

Sergio Pinto. Poesía visual

.

Sergio Pinto Briones, chileno del 77, es poeta experimental y artista visual. Los poemas visuales que vamos a ver corresponden a su libro “Barbaridades in Situ”. “Poemas visuales o visuales poemas que son un reflejo de la barbaridad, un espejo minimalista de la experimentación del lenguaje hasta capacidades irónicas insólitas, un equilibrar y desequilibrar, un silencio fuera de toda pirotecnia y barroquismo visual donde los símbolos,  los códigos y las palabras son los únicos protagonistas.”

.(Clica sobre la imagen para ver el vídeo)

.

INTERVENCIÓN CARLOS Herrera

.

.

García Márquez y la dificultad que entraña un triunfo

.

.

García Márquez reside ahora en Cartagena (Colombia). Se le ha visto, a sus 82 años, paseando en el jardín de su casa junto al Hotel Santa Clara, cogido del brazo de una enfermera. 

.

Cristina Moscoso lee a Alejandro Roura

l

n

Concha Buika. Volver

.

.

Robert Desnos. Los espacios del sueño

.

En la noche están naturalmente las siete maravillas del mundo y la grandeza

y lo trágico y el encanto.

Los bosques se tropiezan confusamente con las criaturas legendarias

escondidas en los matorrales.

Estás tú.

En la noche están los pasos del paseante y los del asesino y los del guardia urbano

y la luz del farol y la linterna del trapero.

Estás tú.

En la noche pasan los trenes y los barcos y el espejismo de los países donde es de día.

Los últimos alientos del crepúsculo y los primeros estremecimientos del alba.

Estás tú.

Un aire de piano, el estallido de una voz.

Un portazo. Un reloj.

Y no solamente los seres y las cosas y los ruidos materiales.

Sino también yo que me persigo o sin cesar me adelanto.

Estás tú la inmolada, tú la que espero.

A veces extrañas figuras nacen el momento del sueño y desaparecen.

Cuando cierro los ojos, las floraciones fosforescentes aparecen y se marchitan

y renacen como fuego de artificios carnosos.

Países desconocidos que recorro en compañía de criaturas.

Estás tú sin duda, oh bella y discreta espía.

Y el alma palpable de la extensión.

Y los perfumes del cielo y de las estrellas y el canto del gallo de hace 2000 años

y el grito del pavo real en los parques en llamas y besos.

Manos que se aprietan siniestramente en una luz descolorida y ejes que chirrían

sobre los caminos de espanto.

Estás tú sin duda a quien no conozco, a quien conozco al contrario.

Pero que, presente en mis sueños, te obstinas en dejarte adivinar en ellos sin aparecer.

Tú que permaneces inasible en la realidad y en el sueño.

Tú que me perteneces por mi voluntad de poseerte en ilusión pero que no acercas tu rostro sino cuando mis ojos se cierran tanto al sueño como a la realidad.

Tú que en despecho de una retórica fácil donde la ola muere en la playa, donde la corneja vuela entre las fábricas en ruinas, donde la madera se pudre crujiendo bajo un sol de plomo.

Tú que estás en la base de mis sueños y que sacudes mi alma llena de metamorfosis

y que me dejas tu guante cuando beso tu mano.

En la noche están las estrellas y el movimiento tenebroso del mar, de los ríos, de los bosques, de las ciudades, de las hierbas, de los pulmones de millones y millones de seres.

En la noche están las maravillas del mundo.

En la noche no están los ángeles guardianes, pero está el sueño.

En la noche estás tú.

En el día también. 

.

Walt Whitman. Carpe diem

.

Aprovecha el día. No dejes que termine sin haber crecido un poco, sin haber sido feliz, sin haber alimentado tus sueños. No te dejes vencer por el desaliento. No permitas que nadie te quite el derecho de expresarte, que es casi un deber. No abandones tus ansias de hacer de tu vida algo extraordinario…No dejes de creer que las palabras y la poesía, sí pueden cambiar al mundo; porque, pase lo que pase, nuestra esencia está intacta. Somos seres humanos llenos de pasión, la vida es desierto y es oasis. Nos derriba, nos lastima, nos convierte en protagonistas de nuestra propia historia.

km

h

.

Cesar Ribba lee a Manu Cáncer

f

f

Hasta la próxima…

.

El latido del corazón vuelve,

otra vez, cada vez, todas las veces.

Hasta que todo acaba.

.

Con un toque de humor, nos despedimos

Mariachi Vargas

..

,

 Gracias a Mónica en el control, Betina Durruty, César Ribba, Fernando García, Carlos Herrera, Marga Canyelles y Cris. La próxima vez contaremos con, al menos, dos nuevos colaboradores: Ana Martorell y Eduardo Eduaina, además de los de siempre. Próxima cita: Jueves 14 de octubre. Tema: ¿Por qué escribo?

.

Los Locos de la Luna es un programa

presentado por Xisco Fuster

.

..

.

 

 addenda

 .

Ernesto Sábato

El túnel (fragmento)

A veces volvía a ser piedra negra y entonces yo no sabía qué pasaba del otro lado, qué era de ella en esos intervalos anónimos, qué extraños sucesos acontecían; y hasta pensaba que en esos momentos su rostro cambiaba y que una mueca de burla lo deformaba y que quizá había risas cruzadas con otro y que toda la historia de los pasadizos era una ridícula invención o creencia mía y que en todo caso había un solo túnel, oscuro y solitario: el mío, el túnel en que había transcurrido mi infancia, mi juventud, toda mi vida. Y en uno de esos trozos transparentes del muro de piedra yo había visto a esta muchacha y había creído ingenuamente que venía por otro túnel paralelo al mío, cuando en realidad pertenecía al ancho mundo, al mundo sin límites de los que no viven en túneles; y quizá se había acercado por curiosidad a una de mis extrañas ventanas y había entrevisto el espectáculo de mi insalvable soledad.

.

Blanca Varela

.

Casa de cuervos

,

Porque te alimenté con esta realidad

mal cocida

por tantas y tan pobres flores del mal

por este absurdo vuelo a ras de pantano

ego te absolvo de mí

laberinto hijo mío

no es tuya la culpa

ni mía

pobre pequeño mío

del que hice este impecable retrato

forzando la oscuridad del día

párpados de miel

y la mejilla constelada

cerrada a cualquier roce

y la hermosísima distancia

de tu cuerpo

tu náusea es mía

la heredaste como heredan los peces

la asfixia

y el color de tus ojos

es también el color de mi ceguera

bajo el que sombras tejen

sombras y tentaciones

y es mía también la huella

de tu talón estrecho

de arcángel

apenas pasado en la entreabierta ventana

y nuestra

para siempre

la música extranjera

de los cielos batientes

ahora leoncillo

encarnación de mi amor

juegas con mis huesos

y te ocultas entre tu belleza

ciego sordo irredento

casi saciado y libre

con tu sangre que ya no deja lugar

para nada ni nadie.

Aquí me tienes como siempre

dispuesta a la sorpresa

de tus pasos

a todas las primaveras que inventas

y destruyes

a tenderme -nada infinita-

sobre el mundo

hierba ceniza peste fuego

a lo que quieras por una mirada tuya

que ilumine mis restos

porque así es este amor

que nada comprende

y nada puede

bebes el filtro y te duermes

en ese abismo lleno de ti

música que no ves

colores dichos

largamente explicados al silencio

mezclados como se mezclan los sueños

hasta ese torpe gris

que es despertar

en la gran palma de dios

calva vacía sin extremos

y allí te encuentras

sola y perdida en tu alma

sin más obstáculo que tu cuerpo

sin más puerta que tu cuerpo

así este amor

uno solo y el mismo

con tantos nombres

que a ninguno responde

y tú mirándome

como si no me conocieras

marchándote

como se va la luz del mundo

sin promesas

y otra vez este prado

este prado de negro fuego abandonado

otra vez esta casa vacía

que es mi cuerpo

a donde no has de volver.

.

El postre

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s